El humorista barranquillero, nacido en el barrio San José aceptó el reto de salirse de su zona de confort y tener una sesión corta de chistes y cuentos sin vulgaridades en wwww.contadoresdehistorias.com.co

Luis Carlos Torres, así se llama el hombre que por medio de sus cuentos, de sus chistes, de sus mamaderas de gallo y sus ocurrencias desde hace más de una década se ha popularizado en el mundo del humor como ‘Lucho Torres’.

Nació en el populoso barrio San José. Dice que nació en ese sector por accidente, de padres reboleros, se define como una persona que le da el valor a lo que se habla en la esquina, en las calles de la ciudad, a toda la jerga que se cocina en los bordillos.

“De esos lugares nacen muchas cosas, muchos chistes. Salen vivencias que convertimos en cuentos y hacemos reír a la gente”, cuenta de manera muy calmada Lucho Torres.

Lucho Torres, humorista.

Lucho es también Productor de Radio y Televisión pero no ejerce su carrera profesional, pero sí pone en práctica algunas de las cosas que aprendió en la universidad. Trabaja todas las mañanas en Olímpica Estéreo con Javier Echeverry, Sandra Escudero y Hugo Luis Urruchurto. En el programa radial de la mañana hace lo que sabe hacer; echar chistes, contar cuentos y mamarle gallo al que se le atraviese.

“Yo soy barranquillero y como tal me gusta el perrateo, me gusta escuchar a la gente, me gusta estar en las canchas de fútbol de los barrios populares porque ahí salen unas vainas buenísimas y me nutro como humorista. Una vez estaba en la cancha del barrio Nueva Granada y estaba viendo un partido de fútbol y el entrenador de uno de los equipos estaba emputado porque había un jugador que se la pasaba cometiendo faltas y el entrenador le decía que se calmara que estaba haciendo faltas cerca de su área y que le podían hacer gol. De pronto sale un coleto por allá que vio al entrenador mareado y le grito: Nojoda ese man hace más falta que los dientes de adelante”, recuerda Lucho mientras se ríe y hace reír a decenas de personas que están alrededor del lugar donde hacemos la entrevista.

Asegura que como Luis Carlos Torres siempre quiso salir adelante y por eso estudió  en la universidad y como Lucho Torres, siempre trabaja para ser el mejor, para no estancarse en su carrera como humorista que es la que lo ha catapultado al estrellato en el mundo de la comedia y el humor.

“Yo siempre he buscado salir adelante, siempre lo he buscado para el bienestar de mi familia y por eso en todo momento le digo a Dios, ponme ahí que si es con tu bendición yo hago lo que tenga que hacer para llegar”, enfatiza Lucho, ya con una cara más de seriedad.

En medio de la conversación y al preguntarle por el contenido de sus chistes y de las vulgaridades que normalmente se encuentra en ellos a través de las redes sociales, fue contundente en señalar que Lucho Torres no es vulgar, que sus chistes siempre tienen un doble sentido y enfatiza que Lucho Torres se mueve y actúa dependiendo el entorno.

“Yo complazco a la gente y para eso tengo un amplio repertorio de todas las clases. Puedo durar cinco o seis horas contando chistes, tirando cuentos, mamando gallo, poniendo apodos en una fiesta o donde me contraten y si me dicen que los chistes deben ser de tal forma, se le tiene, si me dicen que de otra manera, también se le tiene. Por eso es que yo digo que me muevo al son que me toquen y bailo también. Pidan chistes que para todos hay”.

Hecha esta aclaración le pedimos a Lucho que saliera de esa zona de confort en la que siempre lo vemos a través de sus redes sociales con sus miles de seguidores y aceptó en www.contadoresdehistorias.com.co “tirar” unos cuantos chistes sin vulgaridades. En el video que está en el canal de Youtube de nuestro portal, lo podrán comprobar.