El pastor Mao, predica y aplica el evangelio a tiempo y fuera de tiempo con tanta pasión, que ha logrado traspasar las fronteras con sus devocionales.

Es el líder de una de las iglesias más grande en la ciudad de Valledupar que se llama “La Catedral del Reino”. Pero este cachaco que ya es un costeño adoptado, no se ha quedado en las cuatro paredes de un templo ni con las más de 2 mil ovejas que se congregan en su iglesia. Este hombre ha entendido lo que está escrito en el libro de Marcos; capítulo 16; verso 15: “Y les dijo: Id por todo el mundo y predicad el evangelio a toda criatura”.

Viaja por todo el mundo llevando la palabra del Señor, llevando el mensaje de salvación y redención que fue consumado en la Cruz del Calvario, pero también ha entendido que en este mundo globalizado y de las nuevas tecnologías, hay canales de comunicación en las plataformas digitales que sirven de herramienta para que este mensaje santo llegue a muchas más personas.

 

Desde hace varios años viene liderando la iglesia virtual llamada “A Puerta Cerrada”, la cual está activa por todas las plataformas digitales y hasta por whatsapp, circulan sus devocionales, los cuales el mismo graba y produce con su equipo de trabajo.

Sus mensajes hoy en día, han llegado a más de 10  millones de personas; considera que mientras hay personas que usan las redes para cosas malas, él encontró en estas herramientas, los canales para difundir un mensaje de esperanza a muchas personas.

Hoy puede considerarse como uno de los pastores más activos en las redes sociales, lo cual lo hace ver como un verdadero evangelizador digital, como un influencer que más que likes, busca almas para Dios.