Ir a México y no comer tacos es impedir que tu paladar disfrute de uno de los platillos más exquisitos y preferidos por sus ciudadanos. Y es que, precisamente, al mexicano en el extranjero lo relacionan con los tacos, así que cómo no degustar de este alimento que tiene más de una decena de variaciones.
Tuvimos el placer de conversar con Jorge Merino, un mexicano que le apostó a la venta de tacos, el negocio que siempre soñó tener.

Jorge Merino. Taquero mexicano

Cuarenta y cinco años atrás Jorge iba de puerta en puerta vendiendo ropa, electrodomésticos y otras cosas que tenían mayor demanda en aquella época: “siempre fui vendedor” comentó. Justo a las 2:00 de cada tarde, hora de la comida, buscaba una fonda donde vendieran, especialmente, tacos.

“Yo decía que un día iba a tener un negocio de esos, me fijaba cómo trabajaba el parrillero y cómo hacían todo”, señala.

Y así lo hizo, llegó a tener tres taquerías. Hoy en día mantiene una de ellas: La Carreta. Asegura que la ha sostenido por 40 años sirviendo productos de calidad, como el mencionado taco al pastor. Pese a que su negocio es próspero, indica que él sigue siendo taquero, pues continúa recorriendo fondas para aprender de la competencia.

 

Por: Yura Villalobos Mora
Instagram: @yuravillalobosm

1
×
¡Bienvenido 👋🏼😃 ! ¿Tienes alguna historia que quieras que contemos?