Por: Robert Barraza

“Haz sólo lo que amas y serás feliz, y el que hace lo que ama, está benditamente condenado al éxito”.

Hace algunos años escuché por primera vez esta frase de un gran maestro, Facundo Cabral, un cantautor,poeta, escritor y filósofo argentino, de quien aprendí que la mejor manera de honrar mi paso por la vida es amando cada instante de ella y dejando una huella al momento de partir, tal y como el lo hizo.

A finales del año pasado tuve la fortuna de asistir a un foro sobre felicidad empresarial y me impresionó una estadística entregada por uno de los conferencistas invitados, el mexicano Arturo Villegas.

Una encuesta realizada en esos país reveló que al 60% de los encuestados odian su trabajo.

Esta increíble cifra me da pie para hacerte la siguientes preguntas:

¿Amas tu trabajo?

¿Qué pensamientos pasaron hoy por tu cabeza al saber que debías ir a trabajar?

¿Agradeciste o te quejaste?

Los seres humanos somos energía y nuestra vibración se mantendrá en un gran nivel, dependiendo del grado de satisfacción que tengamos con nosotros mismos y con lo que hagamos.

Imagínense como sería la atención de un empleado de una empresa a un cliente, si este funcionario odia su trabajo, le parece una jartera y no se siente a gusto con lo que hace.

Cada día son más las empresas que les están apostando a incluir la temática de felicidad en los procesos de capacitación y formación.

Una empresa feliz es el resultado de unos empleados felices, comprometidos y amando lo que hacen; con esto el éxito llegará inevitablemente.

1
×
¡Bienvenido 👋🏼😃 ! ¿Tienes alguna historia que quieras que contemos?