Asegura que el tatuaje y los que se tatúan no deben ser estigmatizados. Es arte corporal que debe ser respetado y valorado.

Tavo Paternina, se ha convertido en el tatuador de personajes famosos en Barranquilla.

Por sus manos y equipos, han pasado muchos hombres y mujeres del mundo del deporte y del espectáculo.

Sebastián Viera, el arquero del Junior de Barranquilla, fue el más reciente personaje que pasó por su galería de arte corporal como él le llama, y allí Tavo, le tatuó en una de sus extremidades, las estrellas que el guardameta uruguayo ha obtenido con el equipo barranquillero.

Tavo Paternina, tiene claro que el tatuar es su pasión, es su felicidad y no le ve como un trabajo cualquiera, lo ve como una forma de hacer arte corporal a través de técnicas especializadas que ha venido perfeccionando con el paso del tiempo.

“La felicidad del ser, es lo que más caracteriza la vida de un artista y a través de mi arte, quiero convertirme en un referente en lo que hago. Mi pasión por los tatuajes realmente es de toda la vida. Toda la vida me han gustado, me han encantado los tatuajes”, asegura Tavo.

La primera vez que utilizó su cuerpo como lienzo fue a los 18 años, cuando decidió tomar el control de éste para dejar a un lado el estigma que giraba en su familia con respecto a los tatuajes.

Realizó sus primeros tatuajes a algunos compañeros dentro de la milicia, y a pesar de que eran tatuajes más rudimentarios que cualquier otra cosa, lo llevaron a involucrarse de lleno en el mundo del arte corporal como un artista, llegando a dominarlo y destacarse en este mundo.