A Rafael de la Cruz, nadie lo conoce, pero si hablamos de Ralf Estilos, más de un futbolista que juegue en el Junior de Barranquilla o un cantante, sabrá que es el mismo man que cada quince días o cada semana, le pone la máquina en la cabeza para hacerle el mejor look antes de cada partido o cada presentación.

Nacido en el popular barrio 7 de Agosto en el sur occidente de la ciudad, Ralf desde hace más de 13 años, aprendió el oficio de la barbería y ha perfeccionado la habilidad manual de utilizar la cuchilla y la máquina para hacer distintos tipos de cortes de cabello.

“Esto lo aprendí cuando más pelao veía a un vecino del barrio utilizando la maquinita y peluqueando a la gente del sector. Desde ahí me comenzó a gustar y le pedía que me enseñara y que me prestara la máquina; luego poco a poco comencé a motilar a los amigos míos y fue perfeccionándome. Así fue que comenzó esto”, señala Rafa.

Pero luego de motilar a los amigos del barrio, saltó a los barber shop, cuando este modelo de negocios comenzó a tomar mucha fuerza en Barranquilla. Inició atendiendo a cualquier tipo de clientes pero la buena calidad en su trabajo lo llevó a ganarse la clientela de los futbolistas y cantantes famosos. No hay u jugador del Junior que no pase por sus manos al momento de querer impresionar con un buen look y lo mismo sucede con los artistas, cantantes de música urbana, champeta y vallenato.

“Gracias a Dios por la habilidad y por el don que me ha dado para este oficio. Eso me ha dado disciplina y me ha permitido conocer a los jugadores del Junior como a Jarlan, Chunga, Viera, Teo, Cantillo, Luis Díaz, Jonathan  Gómez, el ‘Loco Alves’, Narváez, Serje y muchos más. Ya ellos son mis clientes y mis amigos y yo su barbero de confianza”, indica.

Asegura que varios de estos jugadores son muy exigentes porque les gusta estar siempre bien arreglado.

“El que más jode es Chunga (risas). Me va a cortar la cabeza cuando escuche la entrevista. Chunga es bien, le gusta que lo detallen mucho en los cortes, en la barba. El viejo Chunga es bien y tira la liga.

Otro que es exigente es Viera porque además de ser futbolista es modelo y lo buscan para campañas publicitarias, entonces le gusta estar siempre bien”.

Pero no solamente es el barbero que recibe en Urbano Barber Shop a los jugadores del equipo tiburón, por su sillón han pasado artistas como Nicky Jam, Arcangel, Elder Dayán, Rafa Pérez de Kvras Jorge Celedón, el Churo Díaz, René Pérez de Calle 13, Peter Manjarrez y el desaparecido Martín Elías.

“Con René Pérez de Calle 13 me pasó una vaina bacana. La música de ese man yo la admiro full. Me llamaron para atenderlo en el hotel y yo fui con mi esposa, le hice un corte con la cero y yo estaba más emocionado y tan emocionado estaba, que yo temblaba al verlo de frente y le pegaba en el pecho diciéndole: Usted es mi hermano, yo lo admiro mucho. Me regaló dos entradas y fuimos al concierto”, recuerda Rafa como una de las anécdotas más bonita que le ha dejado este oficio.

“Si les cobro pierdo. Mejor espero la liga”

Rafa tiene claro que este es su oficio y vive de él. Con lo que gana en Urbano sostiene a su familia, pero también gana mucho más cuando sus servicios son requeridos por estos grandes personajes del fútbol y del mundo artístico.

“Yo no les cobro a ellos. Ellos me preguntan que cuánto cuesta el corte y yo les digo que todo bien, que tiren cualquier vaina y me tiran una buena liga (risas)”.

De esas “ligas” económicas tiene buenos recuerdos y especialmente con el desaparecido cantante vallenato Martín Elías.

“Martín era un buen amigo, un buen muchacho. Me acuerdo que un día fui a su casa para arreglarlo a él y a sus hermanos, a Luis Ángel, Rafael de Jesús, a sus hermanos, a todos. Y al final me brindaba gaseosa, comida y me daba la plata envuelta y cuando yo sentía, decía: aquí hay una liga buena y cuando miraba eran 200, 250 barras y con eso quedaba listo, se me arreglaba el día”.

Este oficio como barbero, le ha dejado a Rafa algo de dinero, reconocimiento en el medio en el que se desenvuelve pero sobre todo una sincera amistad con cada uno de estos artistas y futbolistas que atiende de manera permanente.

Con ellos dialoga a través de llamadas telefónicas y no sólo para apartar la cita para el corte, para saludarlo, para saber cómo están sus familiares e incluso hasta para pedirse favores.

“Son mis amigos sin duda. Los aprecio y los quiero mucho. Ellos me llaman y yo los llamo para saludar, para pedirnos uno que otro favor. Peter Manjarrez, me llama y me dice que llegue a su casa para atenderlo allá. Nos sentamos como amigos, hablamos, me cuenta cosas, yo también le cuento. Peter es una muy buena persona, una calidad. Tata su esposa es especial conmigo también; a propósito tengo que ir por allá para recoger un vestido que le prometió a mi esposa y como con Peter así he hecho amistad con todos ellos, basada en el respeto y la honradez”, explica Rafa.

El barbero loco de los artistas y futbolistas permanece en Urbano, su lugar de trabajo, haciendo figuras y cortes rimbombantes a punta de cuchilla y máquina, pero sobre todo con la habilidad y la rapidez de sus manos, las que desde hace más de 13 años ha utilizado para sobresalir en este oficio, delineando cortes de cabello que dejen el sello de Ralf Estilos.

1
×
¡Bienvenido 👋🏼😃 ! ¿Tienes alguna historia que quieras que contemos?