Con Salomé nos encontramos en el apartamento de unos amigos de su familia, en el norte de Barranquilla. Allí nos recibieron sus padres y esos amigos que la acogen como si fuera una hija más.
Luego, desde una de las habitaciones del apartamento, salió ella. Con una pinta juvenil, muy bien maquillada y un moño que adornaba su cabeza. Mientras hablaba por su teléfono celular, saludó a nuestro equipo periodístico y lo primero que se nos ocurrió preguntarle antes de iniciar la entrevista, fue: en qué momento te creciste? A un lado su padre, soltó una carcajada y exclamo: ¡en qué momento se creció y con permiso de quién!
Salomé hoy tiene 17 años de edad y mantiene intacta su hermosa voz, la misma que muchas personas en Colombia recuerdan cuando sólo tenía 9 años de edad y en el 2011, cautivó la atención de un país cuando participó en el programa Factor XS de RCN Televisión.
“Esa fue una experiencia muy bonita, una experiencia que me enseñó muchísimo y nunca pensamos que llegaría tan lejos en el programa.
Fue un proceso duro. Hubo un día que no quería salir al escenario, pero mis tutores me animaron y me presenté”, cuenta Salomé ya en medio de la entrevista.
Han pasado ocho años de esa historia y hoy habla con una madurez que descresta a más de uno. Habla como si hubiese vivido muchos años. Habla con entereza de lo que le apasiona y de cómo quiere evolucionar en su carrera artística.
“El programa hace parte de un pasado muy bonito que dejó como te decía, muchas enseñanzas, pero sobre todo muy bonitas amistades. Pero así como crecemos físicamente, así queremos que nuestra carrera musical crezca y evolucione positivamente. Actualmente estoy estudiando en Bogotá donde estoy radicada con mi familia, estuve presentado hasta hace poco un programa de televisión el cual ya no está al aire y estamos grabando lo que será nuestro nuevo trabajo musical que estará enfocado entre el género pop y algo urbano. Para esto estamos trabajando con un productor en Estados Unidos y otro aquí en Colombia y muy pronto ya lo tendremos listo”, enfatizó Salomé, mientras sale de su rostro una gran sonrisa.
Asegura que desde que inició su carrera musical ha entendido que alcanzará el éxito, mientras tenga disciplina, mientras sea constante y mientras viva con pasión lo que hace, pero de igual manera sabe que para todo lo anterior hay que sacrificarse por sus seguidores y por todas aquellas personas que la apoyan en todo momento. “Trabajo y me esfuerzo por mi público, por mi gente, por las personas a las que le gusta lo que hago”.
Se proyecta un futuro musical exitoso. Quiere que su voz se escuche en los más imponentes escenarios del mundo, que su talento traspase las fronteras del arte musical, que su voz sea reconocida en el planeta, pero sobre todo que ella como mujer sea un símbolo que inspire a otras mujeres.
Su vida se desarrollada entre Bogotá y Barranquilla, pero en otras partes del mundo donde ha ido de manera esporádica para mostrar su talento. Y en cada viaje que hace, se muestra activa en sus redes sociales, especialmente en su cuenta de Instagram en la que más de 700 mil personas la siguen y están pendiente de lo mínimo que hace.
“Me gusta ser activa en las redes sociales. Las redes sociales son muy poderosas, me gusta estar en contacto con la gente que está pendiente de mí, de lo que hago, y en fin, interactuar con ellos es una forma de también agradecerle el apoyo que me han brindado durante todo este tiempo”, señala Salomé.
Pero por estar en contacto con la gente que la sigue en redes sociales y ser activa en estas plataformas, le ha traído problemas al ser blanco de duras críticas por sus publicaciones.
“Me han dicho de todo, que por que uso tacones, que por qué uso maquillaje de mujeres adultas, que me quiero ver como una mujer grande, que dónde están mis padres, que si mis padres no están pendiente de mí. En fin, todo eso me afectó mucho pero gracias a Dios las cosas han pasado y todo se ha venido calmando. A mí lo que más me afecta es que se meten con mi familia y eso es mucho más complejo”.
Su Barranquilla y su familia
Esta jovencita barranquillera está clara en lo que Barranquilla significa para ella.
“Es mi tierra hermosa, es mi tierra adorada, mi tierra amada y siempre me hace falta. Vivo en Bogotá pero yo les digo a mis amigos de allá que cuando llego a Barranquilla es cuando puedo ser como soy yo. Aquí está mi esencia y por eso gozo cuando vengo aquí. En Barranquilla me siento libre, me siento yo tal cual como soy.
Y no solo se siente así en ‘curramba’, igual sucede cuando va a la tierra de sus abuelos maternos en el departamento del Magdalena.
“Mi mamá es de un municipio del Magdalena y a mí me gusta ir mucho allá a la casa de mis abuelos, porque puedo estar descalza en la arena, ando sudada, me como lo que yo quiera y eso es lo mejor para mí”, expresa Salomé mientras en su rostro se deja notar los recuerdos de esos momentos.
Esta próxima a cumplir 18 años y ya le ha manifestado a sus padres cómo los quiere celebrar.
“Mis 15 años quiero celebrarlos en la Troja, con la gente del pueblo, con la gente del pueblo (risas). Quiero que vengan mis amigos cachachos, quiero estar con los amigos de mi tierra, con mis familiares, con mis abuelos; pero quiero celebrarlos en la Troja. No quiero celebrar mi cumpleaños en un sitio ‘pupi’ en el que no me voy a sentir identificada. Quiero mi esencia y mi esencia es Caribe. Yo soy una pelada recochera, relajada y quiero mantenerme así siempre”.

1
×
¡Bienvenido 👋🏼😃 ! ¿Tienes alguna historia que quieras que contemos?