Por: Katheryn Meléndez S./Contadora de Historias.

Los cinco millones de seguidores en su cuenta de Instagram, pueden estar demostrando el poder que han tenido los post de Marko, un venezolano que desde hace varios años, ha venido creciendo vertiginosamente en las redes sociales, en las plataformas digitales.

Ser un influencer, ha sido gracias a los contenidos que produce y que reflejan la cotidianidad de la vida de personajes como: ‘Madame Puti’, la amiga ‘Sifrina’, la amiga ‘Tierrúa’, ‘La Yoxi’ y ‘La Tuxi’.

Pero muchas veces se despoja de sus personajes y hace de sus redes sociales, unos canales de comunicación por medio de los cuales envía mensajes al mundo, para ayudar a los más necesitados.

“Ahora que tengo redes sociales considero que puedo tener la posibilidad de salvar vidas. Hay cinco millones de personas que me siguen, hay cinco millones de personas que se identifican conmigo y si por medio de las redes sociales puedo influenciar para ayudar al que lo necesita, lo haré y lo entenderé como si fuera una las grandes misiones que Dios me ha dado”, sentencia Marko.

Hoy por hoy, este hombre se ha convertido en el comediante más viral y a través de sus videos que alcanzan miles de reproducciones al poco tiempo de publicarlos, dice que es un estudioso de la sociedad, de las conversaciones de las mujeres y del comportamiento de los hombres.

Marko quiere convertirse en el comediante latino más grande del mundo para generar felicidad, sacar sonrisas y hasta carcajadas a todo el que vea e interactúe con sus contenidos digitales. Eso sí, no quiere perder su norte que queda reflejado en una de sus frases célebres: “no podemos ayudar a todo el mundo; pero si podemos motivar a todos para que ayuden”.