Campeón con Junior en el 2004 y el 2010, anotó 199 goles en el fútbol profesional Colombiano, séptimo máximo goleador del equipo “tiburón” con 71 anotaciones, el único jugador que ha marcando 22 goles en la historia los torneos cortos en Colombia (record) con la camiseta de Uniautónoma fútbol club y el segundo máximo goleador en torneos internacionales con el equipo de sus amores; Este es el palmarés de Martín Enrique Arzuaga Coronel.
El “torito” de Becerril, que el próximo 15 de diciembre con un partido de exhibición, se retira del fútbol luego de 17 años de carrera.

El “toro” Arzuaga considera que en el fútbol y en los estadios encontró la posibilidad apartarse de la violencia y de las malas influencias que se veían en su tierra natal en el departamento del cesar por la culpa de la presencia de grupos armados ilegales.
Es contundente, en disparar de su boca una frase que llegó a nosotros con la misma velocidad y potencia que llevaban sus goles: “vengo de pasar necesidades, de un pueblo en el que había mucha violencia, sino hubiese agarrado un balón de fútbol, seguramente hubiese sido guerrillero o paramilitar”.

Martín Arzuaga

Llegó a estas tierras barranquilleras y se abrió paso en el ruedo futbolístico. En 17 años de carrera profesional como futbolista, además de militar en Junior, entró en el Barranquilla Fútbol Club, Dim, Boyacá Chicó, Uniautónoma Fútbol club y Valledupar Fútbol club. Pero sus condiciones y cualidades como goleador no solamente fueron vistas en el rentado nacional, estuvo también en el exterior y su le dio para llegar a equipos como Rosario Central, Veracruz de México, universidad de San Martin, Juan Aurich y José Gálvez de Perú.
El fútbol le cambió la vida, obtuvo triunfos, pero también momentos difíciles como todo en la vida, pero en cada episodio ha estado su familia y sus amigos, quienes lo reconfortan con buenos consejos y palabras de aliento.

“ Si hay algo que yo debo reconocer es que después de Dios está mi mamá, la amo con todas mis fuerzas, de mi vieja recibí una excelente crianza , y mi mamá pudo gozar de mis triunfos, ella cuando estaba pelao me consentía y me cantaleteaba pero al final terminó ella cobrando el billete (risas). Mi esposa es una mujer que quiero , amo y valoro, que ha estado con mis hijos en todo este camino, y con mis amigos recibo cariño, los llamo y ahí están siempre como mi familia y eso es bonito” indica el toro de Becerril.

El próximo 15 de diciembre el “torito” volverá a casa, a su ruedo natural, el estadio Metropolitano Roberto Meléndez donde la hinchada el Junior gritó más de sus 199 goles. Ese día tendrá su partido de exhibición y logrará reunir a ese Junior del 2004 que todo el mundo quiere ver. Estará acompañado de muchos de los amigos que el fútbol le dejó, como lo son Carlos “el pibe” Valderrama, Farid Mondragón, Macnelly Torres, Vladimir Hernández, Geovanny Hernández, Ivan Valenciano entre otros.

Martín quiere trabajar con comunidades vulnerables, que están necesitando ser educadas y ser tenidas en cuenta para que opten por un mejor camino en la vida.

1
×
¡Bienvenido 👋🏼😃 ! ¿Tienes alguna historia que quieras que contemos?