Por: Katheryn Meléndez S./Contadora de Historias.

Carolina Arcieri, es una barranquillera que profesionalmente se formó en el exterior. Hace 15 años decidió emprender un camino profesional y empresarial en el que ha venido cosechando triunfos brillantes, a través de la pasión, la excelencia, compromiso y disciplina que le imprime a su trabajo.

Esta mujer, de personalidad y presencia arrolladora, desde que emprendió este reto en un “mundo de gigantes” como ella lo califica, se ha esmerado por plasmar en metal, los sentimientos de las personas y las emociones que se producen en momentos especiales y únicos de un ser humano.

Abrió su mercado en Venezuela, y muy a pesar de la crisis que vive ese territorio hermano, sigue haciendo negocios en el vecino país, pero desde hace ya un tiempo decidió mantener su matriz empresarial en su tierra natal, Barranquilla.

Aquí se ha posicionado como una diseñadora de joyas de altos quilates. Carolina Arcieri, es reconocida hoy por hoy como ‘Joya’ del diseño que hace maravillas a través de su creatividad y de su excelso gusto.

Sus diseños se han notado también en el Carnaval de Barranquilla. Lleva 5 años diseñando la corona de las Reinas del Carnaval y asegura que ha sido un reto apasionado, que le ha llenado el alma barranquillera porque también con su trabajo aporta al sueño de las jovencitas que ven en su reinado, una meta cumplida.

Con disciplina, responsabilidad y pasión, se le ve recorrer cada rincón de sus oficinas, mirando la filigrana de sus brillantes obras de arte plasmadas en metal, porque lo más importante para ella, es que sus creaciones cuenten una historia y que reflejen el sentimiento y las emociones de las personas.

“No existe pieza sin historia que la motive, no existe joya sin persona que la vaya a usar, todos somos diferentes y las joyas que usemos deben identificarnos, que aporten a nuestra personalidad, que nos potencialicen y por eso, no hay una joya igual a otra, porque cada una tiene su historia”, define Carolina Arcieri.